EL PUEBLO


Coín es un municipio de la provincia de Málaga y en la comunidad autónoma de Andalucía, España, de unos 20.800 habitantes, capital de la comarca del Valle del Guadalhorce.

Situación de Coin

Coín se halla en el centro del Valle del Guadalhorce limitando territorialmente con Monda, Guaro, Alozaina, Pizarra, Cártama, Alhaurín el Grande y Mijas. Está a 30 kilómetros de Marbella y a 33 km de Málaga. Coín constituye un punto estratégico en la provincia de Málaga, ya que está a la misma distancia de la Costa del Sol, como de Antequera o la Serranía de Ronda.


Historia de Coin

A modo de síntesis, los primeros asentamientos situados en el término municipal de Coín son los estudiados por los profesores Fernández, Márquez y Ferrer entre otros, en los alrededores de los ríos Grande, Pereila(s) y Nacimiento, datados en épocas Paleolíticas, Neolíticas y de los Metales. En Coín se pueden encontrar vestigios de la época del Paleolítico, de la Edad del Bronce y del Cobre. El primer vestigio arqueológico conocido de la Prehistoria en Coín es el denominado "Taller de Ardite", lugar donde se extraían minerales y se fabricaban utensilios, tanto en Paleolítico como en la Edad del Cobre y del Bronce. Dos yacimientos Cerro Carranque y Llano de la Virgen, catalogado como Bien de Interés Cultural, destacan en la Edad de los Metales, y este último abarca todo el segundo milenio antes de nuestra Era. Del paso del mundo prehistórico al histórico, el yacimiento del Cerro del Aljibe y su entorno son testigos excepcionales. Su cronología va desde el Calcolítico al siglo I después de nuestra Era, incluyendo vestigios griegos, fenicios, íberos y romanos. La civilización romana está representada ampliamente por utensilios y cerámicas encontradas por todo el término municipal, sin embargo, no puede afirmarse que Coín haya sido municipio romano. De época visigótica parece ser el yacimiento del Cerro de las Calaveras, lugar de enterramiento individuales en fosa alargada.



Los primeros vestigios construidos en el espacio urbanístico conocido como Coín y que hoy día se mantienen pertenecen a pobladores mozárabes: un espectacular monasterio excavado en la roca conocido como las cuevas rupestres, probablemente construido entre los siglos VIII y X, que hacen entender una habitabilidad en el núcleo urbano previa a la fundación. Un conjunto de cinco huecos excavados en la roca de los que, los tres centrales se comunican entre sí y los dos laterales tienen acceso independientemente. El conjunto está vertebrado en torno a las tres naves centrales, siendo una de ellas la que constituiría la iglesia. En este hueco se puede diferenciar la entrada, la nave de la iglesia y el ábside cuadrangular, cuya cubierta pretende imitar una bóveda de medio cañón. Este conjunto rupestre hubo de ser en su tiempo un monasterio suburbano, lo que denota la existencia de una comunidad mozárabe organizada y de cierta importancia.

En cuanto a la toponimia, el término Coín es una cuestión no resuelta de manera definitiva ya que bien pudiera derivarse de una reducción fonética progresiva de Castro Dzaquan (quizás de origen romance), o según otra teoría, emitida por el estudioso Virgilio Martínez Enamorado, relaciona o puso en conocimiento la existencia de una estirpe o familia beréber de Córdoba (España) durante el siglo IX, que eran conocidos con el antropónimo Banu Dhakuam. Ambas teorías son verosímiles, aunque ninguna está certificadas con rotunda seguridad. Lo que sí parece descartado por los especialistas es que es inviable técnicamente algunas denominaciones que ha recibido esta localidad, fruto de algunos escritos pretéritos. Díganse los términos Succubo, Lacibis, Alizcuán o Al-Cohine. También parece confirmado que el castillo de Coín tuvo un papel importante en la lucha interna que supuso la rebelión de Omar Ben Hafsún, de ahí la posible construcción de la plaza fuerte mandada construir por Abd-Al-Rahman III, probablemente posterior a la existencia de las cuevas antes comentadas, según el estudioso Gallero. A partir de este momento Dakwan parece iniciar su época de esplendor. En 1330, el año de la toma de Teba por los cristianos, es sede judicial y probablenente por ello también capital administrativa de la Algarbía (región occidental) de Málaga, situación ésta que muy probablemente se mantuvo hasta finales del siglo XV. Es también en los siglos XIV y XV cuando los autores musulmanes (Ibn Battuta, Ibn al-Jatib) fraguan la imagen geográfica de la excelencia natural de Dakwan -abundancia de aguas, exuberante vegetación, bondad de clima- que ya no cesará de repetirse a lo largo de su historia.

En el siglo XV el cerco cristiano se estrecha sobre el Reino Nazarí de Granada. En cuanto Benamequiz, era una alquería que fue prácticamente arrasada por las tropas cristianas. Ejército que tomó Coín o Castro Dzaquan a finales de abril de 1485, el día 27 concretamente, según algún cronista. Nace el Coín cristiano. No obstante su cercanía a Málaga, conservó durante mucho tiempo una autonomía y organización aparte de la malagueña, no incluyéndose en el término de Málaga, uno de los más extensos del nuevo Reino de Granada, por lo que su repoblación y regimiento fueron independientes de los de Málaga. Dos años y medio después de la conquista se inicia el reparto de tierras y la repoblación, pensada inicialmente para 300 vecinos, pero que finalmente ascendió a 450. Los problemas suscitados por los repartidores motivan que a mediados de 1491 tenga que reformarse el Repartimiento.

El gobierno municipal en Coín se rigió entre 1505 y 1623 por un sistema basado en la "mitad de oficios" entre el estado noble y el estado llano o plebeyo. Desde el siglo XVI Coín ofrece un lento pero constante aumento de población. Andrea Navaggero en su "Viaje por España" (1524-1526) lo cita entre la relación de pueblos más destacados de Andalucía. Uno de los personajes más importantes que habitaron en la Villa de Coín durante estos años fue Bernardo Pérez de Vargas, quien escribió aquí gran parte sino la totalidad de las páginas de sus obras Los cuatro libros del caballero Don Cirongilio de Tracia [Sevilla,1545], La Fábrica del Universo [Toledo, 1563] y De re metalica [Madrid,1569]. En 1586 tiene 500 vecinos (es decir, "pecheros", personas que pagan impuestos), cifra sólo superada en la provincia por Málaga, Antequera, Velez-Málaga, Ronda y Marbella; 580 vecinos en 1594; 603 vecinos en 1717; 6.237 habitantes en 1752 según la pesquisa de Ensenada y 6.639 según el Censo de Floridablanca, datos relativos pero muy aproximados.


El siglo XVII supone el afianzamiento de la Edad Moderna en Coín. 1632 es el año de la compra su jurisdicción al Rey, eximiéndose así de la de Málaga, pero el pago no se hará efectivo hasta 1696. Entre 1632 y 1649 diecisiete vecinos compran al rey otros tantos regimientos perpetuos, cargos que se anularon por orden real en 1650 por los daños y perjuicios causados al vecindario. Esta medida fue el inicio de una serie de desórdenes que culminan con la elección fraudulenta de dos delincuentes como alcaldes y con la muerte del Corregidor de Vélez, enviado para aclarar la situación, y de uno de los alcaldes. Como consecuencia de ello, se decreta la imposición y erección del Corregimiento de las Cuatro Villas de la Hoya de Málaga, jurisdicción gobernada por un cargo denominado Corregidor, el cual ejercía su mando sobre las villas de Alhaurín, Álora, Cártama y la propia Coín, donde era normalizada su residencia continuada.


El Siglo Ilustrado transcurre teniendo a Coín como sede del Corregimiento y con la importante aportación del obispo vasco Don Monseñor de Eulate y Santacruz, quien inició varias medidas de corte ilustrado a mediados del siglo XVIII. En el Catastro de Ensenada, realizado durante 1752 se deja ver la gran desigualdad en cuanto a la propiedad de tierras de secano (en manos de grandes propietarios absentistas y de eclesiásticos) y la gran presencia de una protoindustria basada en la transformación de cosechas de trigo y aceite especialemte, mayoritariamente propiedad igualmente de estos estamentos. Algo más adelante en el tiempo le fue concedida, por resolución de Carlos III, en 1765, el privilegio de tener Feria anual de ganado durante los días 11, 12, 13 y 14 de agosto, la primera feria oficial en la comarca, proceso que fue estudiado por el profesor Avellaneda. El impulso por el conocimiento histórico propio de la corriente ilustrada verá aparecer los primeros historiadores locales: el trinitario Fray Fernando Domínguez Noticia de la conquista, antigüedad y demás cosas notables de la villa de Coín (1773) y Antonio Agustín Jiménez de Guzmán Historia de la villa de Coín (a finales del siglo, en 1796). Según el trinitario, en 1773 el Ayuntamiento de Coín se compone de un Corregidor de Letras, seis regidores anuales, un alguacil mayor, un fiscal, un síndico personero, dos síndicos del común, dos escribanías de cabildo, cinco escribanías públicas, una escribanía de millones, una escribanía de hipotecas (anexa a la mayor de cabildo), dos procuradores, un síndico general de menores, un mayordomo de propios, dos ministros y un portero. Contaba también con una Administración de Rentas Provinciales y otra de Tabaco, así como un preceptor de gramática y un maestro de primeras letras. Sus 700 huertas producen toda clase de hortalizas y frutales, como el "albarcoque", el granado, el durazno, el peral y el membrillo. Sus campiñas proporcionaban trigo, cebada, maíz, aceite, cáñamo, lino, uva de Loja, higos, miel, pasa y seda. Tiene 20 molinos de pan moler y 14 de aceite, preindustria ésta que ha perdurado hasta el siglo XXI. La población en dicho año era de 1.800 vecinos.

Durante la Guerra de la Independencia, jugó un papel importante, ya que aquí se alojó el obispo de la diócesis malagueña, Don Vicente de LaMadrid, en el Palacio Episcopal que se construyera allá por el siglo XVI, donde falleció en 1809. Sufrió una gran inundación en el mes de noviembre 1831 y construyó un cementerio extramuros en 1888.

El siglo XX vio un auge industrial auspiciado tanto por hijos de Coín, como de comerciantes foráneos, y aunque no existieran personajes cercanos a la figura de terrateniente, bien es cierto que existían desigualdades propias del sistema capitalista. En 1896, comienzan los pioneros de la electricidad en la villa; en 1913 se inauguró la línea férrea con Málaga y un par de años más tarde se solicita y llega la comunicación telefónica. Diecisiete años después, Alfonso XIII le concedió a Coín el título de Ciudad y el tratamiento a su Ayuntamiento de Excelencia. Una vez llegada la Guerra Civil, Coín vivió un cruenta lucha que segó la vida de centenares de personas. Durante la dictadura franquista se vivió el exilio como en otras tantas localidades andaluzas. Décadas después, se ha ido transformando tanto la configuración política de su ayuntamiento como el aspecto o fisonomía urbanística del pueblo -dependiente antes de la agricultura e industria- en una pequeña ciudad cada vez más tendente al sector de la construcción, servicios y turismo de interior.

 


Economia de Coin

La economía fue tradicionalmente la agricultura, coexistiendo con la minería del mármol, existente desde los tiempos romano,) y la cerámica. Ésta última ha sido durante el siglo XX muy importante y conocida, teniendo un estilo de color propio llamado "Verde Coín". El taller cerámico más relevante durante el pasado siglo fue el Taller Cumbreras y en la actualidad sigue trabajando este material la cerámica tradicional de Coín, con más de 300 años de antiguedad José Cantos, al cual podemos visitar en su taller de cerámica Las Vistillas [(www.ceramicalasvistillas.com)]

La ciudad del cine fue un proyecto que se hizo en la zona del nacimiento para producir series televisivos, pero se ha reconvertido en una zona turística. Desde hace años, en Coín es se ruedan varias series, siendo la primera la británica ElDorado para la BBC, y tras ello las teleseries andaluzas Plaza Alta y Arrayán, ambas grabadas en los estudios de Loasur, producidas por Linze TV, y emitidas por Canal Sur Televisión.

En la actualidad el turismo, la construcción, y la hostelería han sustituido a la antigua industria, quedando aún muchos ceramistas y varias canteras de donde se extrae mármol, dolomita, y arena para construcción básicamente.


Lugares de Interes de Coin

En cuanto al arte local, se puede destacar varios espacios debido al entramado urbanístico precristiano, germen del actual Coín, y que constituye uno de los elementos culturales más importantes de la localidad, dado que desde hace un tiempo acá la rehabilitación -a iniciativa particular- de estos espacios está originando la aparición de elementos de singular relevancia, tales como arcos decorativos y sustentantes de épocas medievales. Estos espacios, en parte protegidos legalmente, son:

Iglesia y Convento de Santa María de la Encarnación: Situada en la plaza homónima, se eleva sobre la antigua mezquita musulmana convertida en templo católico, fue la primera parroquia de Coín, dotada en 1505 con tres beneficiados y dos sacristanes, que en 1531 fueron cinco beneficiados, un cura y varios sacristanes. Según algunos escritos, a principios del siglo XVIII se constituye en él un Beaterio de religiosas que fue transformado a mitad de siglo bajo patrocinio del obispo Eulate. Fue rehabilitado en la última década del siglo XX, variándose de manera importante, partes de la obra original. Desde que las monjas que habitaron el Convento se trasladaran a uno de nueva planta, las naves de la iglesia son utilizadas por la comunidad para usos, especialmente, culturales.

A partir del año 2008, este monumento histórico cuenta con la catalogación de Bien de Interés Cultural, otorgado por la Junta de Andalucía. Se inscribe así en el Catálogo General del Patrimonio Histórico, con la categoría de Monumento.



Iglesia de San Andrés y el Hospital de la Caridad: Se edificaron en la plaza de San Andrés, pasando en 1520 a su actual ubicación. Presenta una curiosa planta en forma de L, fruto de una ampliación posterior, siendo uno de los cuatro edificios que, con esta tipología, existen en Andalucía. Destaca a la vista su claustro y la portada-espadaña, obra realizada en la segunda mitad del siglo XVIII. Actualmente está en proceso de restauración.

Iglesia de San Juan Bautista: Situada en la plaza Baja, hoy Bermúdez de la Rubia, en origen para su construcción se le asignó en 1489 parte del solar del castillo musulmán y ya se le adjudicaron bienes en 1492 y 1495 erigiéndose canónicamente en parroquia en 1505. El edificio se concluyó a mediados del siglo XVI. Es un ejemplo del grupo de iglesias columnarias del renacimiento Andaluz, en ella conviven en simbiosis los elementos clásicos, góticos y mudéjares. El decorativismo barroco se adueñó de sus muros en la reforma que recibió el edificio a mediados del XVIII. Destruido en la Guerra Civil su dorado retablo y el notable conjunto imaginero, todavía puede visionarse, además del reconstruido retablo, dos piezas singulares; la escultura de nuestra Señora de los Ángeles y la imagen de la Virgen de la Fuensanta, la cual responde, según alguna opiniones, al tipo de imagen arzonera. Probable talla gótica tardía de finales del siglo XV, tradicionalmente se cree que debió ser traída por algún caballero cristiano en la época de Reyes Católicos.

Ermita de Nuestra Señora de la Fuensanta: Enclavada en uno de los parajes del campo coineño, el partido de Pereila, se alza su edificación en la cima del risco. La primitiva ermita data su existencia desde 1529, la actual fue construida en 1680, sufriendo varias reformas en el siglo XVIII. Destaca la decoración de la capilla mayor, concebida como camarín abierto, fechado éste en 1729. Su autor José de Medina es considerado como el maestro por excelencia de los artistas posteriores a Mena. Morada esta ermita de la Virgen de la Fuensanta durante el mes de mayo, es punto de atracción y visita todo el año.

Torre del antiguo Convento de Trinitarios Calzados: Se eleva en la calle Cruz y esta arquitectura pone de manifiesto el simbolismo ternario de su singular planta triangular sólo ofrece dos paralelos andaluces: la torre de la Iglesia de Santa Ana en Archidona y la torre del Convento de Mínimas y Marroquíes en Ecija. El conjunto del convento de trinitarios se concluye a mediados del XVIII, si bien las primeras noticias sobre su fábrica datan de mediados del siglo XVII. Imponente edificio que desapareció, es hoy la torre su último vestigio en pie y monumento emblemático de la ciudad.

Cementerio de San Fernando: Se sitúa en El Ejido y es bendecido el día 30 de mayo de 1888, responde a unos planos previos del arquitecto burgalés, aunque residente en la capital malagueña desde 1833, Cirilo Salinas Pérez delineados en 1856. Estos planos fueron ejecutados finalmente por el maestro de obras local Francisco Moreno Flores y el perito agrónomo Miguel Salgado Vázquez. Este cementerio, que sigue activo en el presente, vino a sustituir al camposanto que fue construido en 1804 para resolver el hacinamiento dentro de algunos templos y conventos locales y cumplir la ilustrada e higiénica normativa que, desde 1787, obligaba a situar dichos recintos a extramuros de las villas y ciudades españolas.


Cuevas Rupestres: Situada en la carretera de Marbella s/n, se hallan los vestigios de un espectacular espacio excavado en la roca denominada travertino. Su construcción ha sido asimilada por el estudioso Rafael Puertas Tricas, al siglo IX, y ha sido interpretado como monasterio suburbano.

Entornos naturales: Coín se encuentra en un lugar privilegiado de la provincia de Málaga, cerca de las playas de la Costa del Sol, de la capital de provincia, del Parque Natural Sierra de las Nieves... además de tener propias joyas naturales como Barranco Blanco, Rio Pereila o los pinares de los LLanos del Nacimiento.

Las Vistillas: Cerámica Tradicional y Museo Etnográfico. Las Vistillas, situada en un enclave privilegiado en la ladera sur del Valle del Guadalhorce. Pudiendo contemplarse desde su mirador todo el valle, desde la Sierra de Ronda hasta Málaga. A Través del Museo Etnográfico "Las Vistillas, Coín vida rural" podemos conocer la historia de Coín durante el Sigle XX. Ofreciendo respuestas, a través de sus contenidos, a las nuevas generaciones que quieran conocer y acercarse a su propia historia colectiva. Además podemos ver la exposición y taller de ceramica tradicional coineña.

Gastronomia de Coin

La cocina tradicional de Coín se basa durante todo el año en platos como las sopas cachorreñas, el cocido o puchero en sus diversas variedades de preparación, los fritos, el gazpachuelo, la sopa de pimiento y tomate, el mojete, la tortilla de tagarninas, el "matamario ", y en invierno, la sopa hervida y los potajes varios. En verano no puede faltar el gazpacho. En cuanto a postres, batatas al horno, gachas con arrope, rosquillas, pasas en aguardiente, pan de higos, etc.


Fiestas de Coín

El 31 de diciembre, Nochevieja, tiene lugar una fiesta popular generalizada de disfraces. Pasacalles improvisado en Calle La Feria, Plaza Alameda y adyacentes, por los grupos de vecinos/as que se disfrazan, quienes se concentran en la Plaza Bermúdez de la Rubia a partir de las 23’30 h. para esperar las campanadas de la torre de la Iglesia de San Juan.

Marzo o abril: Vuelta pedestre a Coín (2001 – XXXII Edición) - Organizada por: Residencia Escolar Coín y en colaboración con el Ayto. de Coín.

Semana Santa, desfiles procesionales de las distintas Cofradías y Hermandades en colaboración con el Ayto. de Coín.

Final de abril hasta el 3 de mayo (según calendario): Fiestas de Primavera, organizada por la Concejalía de Festejos del Ayto.

Día 1 de mayo: Fiesta de la Naranja – Muestra de Productos locales y Comarcales y actividades diversas, Organizada por la Concejalía de Turismo del Ayto.

3 de Mayo: Día de la Cruz (Fiesta Local), los vecinos/as de distintas calles las engalanan y realizan las tradicionales Cruces de mayo. Procesión del Cristo del Perdón y de la Vera Cruz, organizada por la Hermandad del mismo nombre, en colaboración con el Ayto. de Coín.

Primer fin de semana de junio: Romería de Ntra. Sra. de la Fuensanta (Patrona de Coín) , organizada por la Hermandad N0 S0 de la Fuensanta y en colaboración con el Ayto. de Coín. Las carretas de bueyes y carrozas de las distintas peñas y grupos de vecinos, y los caballistas, salen a las 17 h. de la Alameda hacia la Ermita situada en Pereila. Hacen noche allí y el domingo regresan a Coín sobre las 5 de la tarde portando a la Virgen la carreta ganadora (La Virgen está desde este día hasta primeros de mayo en la Iglesia de San Juan, a principios de mayo es subida a su ermita en la que permanece aproximadamente un mes hasta la Romería).

Finales de julio: Festival de Bailes Populares en la plaza Alameda (2001 – XXI Edición) participan grupos nacionales e internacionales y el Grupo Municipal de Danzas "Estoraque", organizada por el Área de Cultura del Ayto.

Finales de julio o primeros de agosto: Festival de Cante Flamenco de Coín (2001 – XIX Edición – y XII memorial "Pepe de la Isla"), organizado por la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento y en colaboración con la Peña Flamenca "Pepe de la Isla" .

Julio – Agosto: Concurso de Pintura "Ciudad de Coín" (2001 – VI Edición), Lugar: Antiguo Convento de Sta. María de la Encarnación / Recepción de obras en Julio, Exposición finalistas y premiados/as en agosto, organizado por el Área de Cultura del Ayto.

9 al 15 de agosto, aproximadamente, tiene lugar la Feria de agosto, organizada por la Concejalía de Festejos del Ayto.

 

 
 
     
 
  Teléfono: 629 11 51 79